Capeando el temporal

Home/Inspiración/Capeando el temporal

Capeando el temporal

“Podremos desfogar o acortar las velas para capear lo peor del temporal, pero no está en nuestra naturaleza arriarlas y quedar a palo seco a merced de los elementos.”

Al desfogar y acortar vela, liberamos la presión del viento que nos hace inclinarnos peligrosamente, maniobrando y reduciendo el tamaño de la vela. De la misma manera, las empresas y las familias han tenido que reducir el tamaño de sus gastos haciéndolos al mismo tiempo más eficientes, liberando así presión de la crisis sobre sus estructuras.

Pero si en una empresa quitamos completamente las velas, nos quedamos sin medios para poder seguir ofreciendo servicio, perdiendo clientes. Y cuando pase la tormenta nos habremos detenido, siendo más difícil la puesta en marcha, o habremos volcado por falta de capacidad de maniobra.

Hay tres maneras básicas de salvar una tormenta, capearla a vela, capearla a palo seco (sin ninguna vela) y correrla libre.

Buscando la similitud con la tormenta económica actual, al capear con vela tratamos de enfrentar la proa (parte delantera) del barco al viento y las olas, ajustando la superficie de la vela, estructura de la empresa, para que no sufra tanto la presión del viento. El barco avanzará lento pero firme, con una tripulación preparada, se consigue estabilizar el balanceo y cortar con la proa la ola para desviar su impacto directo.

Al capear el temporal a palo seco, quitamos toda vela, dejando además el timón suelto, de manera que el barco derive con la tormenta. El barco sufre muchos balanceos pudiendo quedar atravesado a las olas con peligro de acostarse e incluso zozobrar o volcar, es decir, concurso de acreedores o quiebra.

Correr libre el temporal significa dar la popa (parte trasera, la espalda) a las olas y el viento, adaptándonos a la velocidad de la tormenta.  Como avanzas con la tormenta, esta maniobra te hace permanecer más tiempo en ella, con un alto riesgo, de que la ola te pase por encima, perder capacidad de maniobra, pudiendo quedar atravesados y volcar también.

En definitiva, ninguna de los métodos se considera malas prácticas marineras, depende de las características del temporal y del barco. Pero nosotros somos de la opinión de ajustar las velas y hacer frente a la tormenta. Lo importante es estar bien preparado para enfrentarla.

Fuentes relacionadas:

https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Vela_(náutica)&action=edit&section=5

https://es.wikipedia.org/wiki/Capa_(náutica)

By | 2017-05-17T19:35:19+00:00 marzo 13th, 2013|Inspiración|Comentarios desactivados en Capeando el temporal

About the Author: