10 trucos para pintar paredes

Pintar paredes puede parecer sencillo. Sin embargo, es un arte más complejo de lo que parece. No solo es importante elegir el color ideal para la pared según la ubicación, tipo de pared y, desde luego, el gusto u objetivo que tengamos en mente para la misma; sino que también es esencial tener en cuenta los detalles y técnicas para pintar paredes que pueden hacer de esta experiencia un éxito o un desastre total. Por eso hemos hecho una lista con los mejores trucos para pintar paredes.

A continuación vamos a darte los 10 trucos más importantes a la hora de pintar paredes para que consigas un acabado profesional.

1. Compra materiales de calidad en pinturas Briz

Restarle importancia a este detalle compromete el acabado final. Si utilizas brochas, rodillos y pintura de calidad, el resultado será mejor: más uniforme y duradero.

Utilizar rodillos de calidad logrará que puedas ahorrar pintura y que el acabado final sea igual y sobre todo, liso, es decir, sin esas terribles y molestas marcas que dejan las brochas por si solas. Sin embargo, se deben utilizar las brochas para áreas pequeñas como zócalos y esquinas. No obstante, es recomendable que repases estas áreas con un rodillo pequeño para tener un acabado uniforme con el resto de la pared.

2. Escoge el tipo de pintura correcta

Escoger el color, la calidad y el tipo de pintura hará una gran diferencia entre un acabado profesional y un desastre de principiantes. Existen varios tipos de pintura para paredes, de acuerdo con lo que quieras conseguir: desde la tradicional pintura de agua o la de látex, hasta pinturas impermeables, anti mohos e incluso pinturas acústicas.

Por otro lado, te recomendamos que utilices pintura mate para áreas de la casa como dormitorios, sala, estudios, etc., y acabados en brillo para baños y cocina.

3. Presta atención al clima cuando vayas a pintar

Independientemente del tipo de pintura que utilices, pintar en días muy calurosos o muy húmedos hará que tengas que esperar más tiempo de lo previsto para que se seque.

4. Ten en cuenta la iluminación a la hora de pintar

Una buena iluminación, ya sea natural o artificial o una combinación de ambas, darán un mejor resultado final. Esto se debe a que podrás ver en detalle todas las áreas que estás pintando y, por lo tanto, evitarás errores indeseables como saltarte zonas o pintar dos veces el misma área.

5. Ten las ventanas siempre abiertas al pintar

Aunque pueda parecer un detalle sin importancia, el tener las ventanas abiertas al pintar paredes no evita únicamente la condensación de olores, sino que también acelerará el proceso de secado de la pintura.

6. Limpia las paredes antes de pintar

No solo debes limpiar las paredes para evitar que el polvo, grasas, etc., den un acabado indeseable a la pintura, sino que también debes asegurarte de eliminar cualquier tipo de papel, pegatina, clavos, tachuelas o cualquier irregularidad que pueda afectar al acabado final.

Es recomendable utilizar agua tibia, jabón de platos o lavavajillas y una esponja para limpiar las paredes a pintar. Recuerda enjuagar bien el jabón al final de la limpieza.

7. Cubre interruptores y muebles antes de pintar

Utiliza cinta para cubrir zócalos, esquinas, pomos de las puertas, interruptores, etc. También puedes utilizar telas de algodón, plásticos o mantas para cubrir muebles y suelo. Esto facilitará el trabajo y lograrás ahorrar mucho tiempo y esfuerzo. Evita utilizar telas como sábanas ya que puede traspasar parte de la pintura haciendo que manche lo que estabas tratando de proteger.

Ten en cuenta que si utilizas un plástico regular para cubrir el suelo, éste puede volverse resbaladizo o, al no absorber la pintura, puedes pisarla y dejar huellas por toda la casa.

8. Pinta las paredes de arriba hacia abajo

Puede parecer un detalle poco importante. Sin embargo, esta es la forma correcta de pintar con rodillo o brocha. Si pintas en otro sentido, corres el riesgo de que la pintura fresca gotee sobre la pintura que ya está seca y/o que dejes esas indeseables líneas de superposición que se forman al pasar pintura húmeda sobre pintura seca.

9. Mide la cantidad de pintura a utilizar

Ya sea por ahorrarse tiempo o por darle poca importancia, muchas personas prefieren dar una sola gruesa capa de pintura. Los resultados serán los más alejados a esa bella pared que imaginaste. Para evitar este gran desastre, aplica varias y delgadas capas de pintura. Obtendrás un acabado profesional, liso, uniforme, brillante y que tardará menos tiempo en secar. ¡El resultado de todo un experto!

10. Tiempo para el secado después de pintar las paredes

Asegúrate que la pintura se ha secado completamente antes de colocar muebles, cuadros, etc. Dependiendo del clima, tendrás que esperar por lo menos 24 horas en este proceso.

Puedes divertirte pintando paredes en casa aunque si te resulta abrumador tanto detalle al que hay que prestar especial atención, o si no dispones del tiempo necesario, o si quieres evitar los problemas comunes al pintar paredes, o si simplemente prefieres dejárselo a los profesionales, también podemos ayudarte, ya que contamos con una amplia carteles de pintores profesionales que podrán darte un asesoramiento concreto a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te podemos ayudar? ¡CLICK AQUÍ!